PREVENCIÓN DE CAÍDAS EN PERSONAS MAYORES.

18 Ago PREVENCIÓN DE CAÍDAS EN PERSONAS MAYORES.

 

Los resbalones o caídas pueden causar desde pequeñas lesiones a secuelas irreversibles. Una caída en una persona mayor tiene peores consecuencias que en una persona joven, tanto para ellos, que pueden perder su independencia, como para las personas que los rodean, sean familiares, cuidadores o amigos. Cualquier caída puede llevar mucho tiempo de recuperación y más si ocurre en el cuarto de baño (uno de los lugares más peligrosos).

Os informamos de algunas de las medidas necesarias para la protección de los adultos:

Reemplazar bañera por una ducha.

Instalar plato de ducha antideslizante.

Instalar grifería monomando para que les permita mezclar el agua fría y caliente.

Bancos o asientos en la ducha.

Mantener seco el suelo asegurando la salida de la ducha.

Colocar barras de apoyo.

Mejorar la iluminación para favorecer el acceso al baño.

Mantener el orden del baño en todo momento para mejorar las condiciones de prevención.

Anualmente mueren en todo el mundo unas 424.000 personas debido a caídas, siendo los mayores de 65 años quienes más las sufren.